Alberto en Las Parejas: “Que la inflación no se coma los aumentos de salarios”.

Alberto en Las Parejas: “Que la inflación no se coma los aumentos de salarios”.

El presidente Alberto Fernández recordó hoy que entre 2003 y 2015 “el salario real creció 19 puntos”, afirmó que entre “el 2015 y 2019 cayó 20 puntos” y aseguró que ahora el desafío es que “la inflación no se coma los aumentos” para conseguir una mejor distribución del ingreso.

“Todo lo que se logró en 12 años se perdió en 4. Nosotros llevamos recuperados 4 puntos de los muchos que tenemos que recuperar”, expresó el jefe de Estado al encabezar en la ciudad de Las Parejas el acto de lanzamiento de los programas nacionales de Desarrollo de Proveedores (Prodepro) y de Desarrollo de Parques Industriales.

En esa línea, sostuvo que se está “produciendo mucho más, se está generando mucho empleo” pero no se está “logrando distribuir” y advirtió que “hay que corregir los salarios y que la inflación no se coma los aumentos”.

Desde una fábrica de maquinaria agrícola, el mandatario realizó un discurso en el que recordó la histórica marcha realizada en 1982 por la Confederación General del Trabajo (CGT) contra las políticas económicas de la última dictadura cívico-militar y el correlato del “capitalismo especulador y financiero” de aquella etapa durante el Gobierno de Mauricio Macri.

“Quienes convocaban a salir a las calles decían lo que pasaba en la Argentina, cómo la apertura indiscriminada de importaciones había terminado con la industria nacional, había generado el desempleo y postergado el desarrollo de la sociedad y como se había desindustrializado el país. Uno tenía la sensación de que estaba hablando de lo que pasó hace muy poquito, de lo que pasó entre 2015 y 2019”, señaló.

La mayor parte de su intervención se centró en diferenciar un “capitalismo ético” que “arriesga capital, produce, genera empleo y distribuye” del “otro capitalismo, el financiero” que juega a la “timba”.

“Cuando me encuentro con industriales, me cuentan lo que era el supuesto Ministerio de la Producción (macrista), donde les recomendaban dejar de producir acá, mandar a producir a China y etiquetar en Buenos Aires”, señaló el jefe de Estado y afirmó que “los industriales siguieron aguantando sabiendo que iba a cambiar y cambió”.

En ese contexto, sostuvo: “Los que gobernamos en la Argentina creemos en la producción, en el desarrollo y en la distribución equitativa del empleo”, para luego reiterar que hay que “recuperar el salario de la gente”.

“El capitalismo, del que no reniego, tiene un actor central que es el consumidor”, apuntó el Presidente y señaló que “sin el consumidor, se muere, se pega un tiro en el pie”.

Fernández se refirió con especial atención al alza de los precios y, aunque figuradamente afirmó que “las balas” de la guerra europea “golpean” a la economía del país, reconoció que esa situación no es la causa de la inflación.

Fue allí donde señaló el “momento único’” y estimó que “no es posible que esa excepcionalidad la paguen todos y no el que está ganando”.

“La discusión no es si la industria es más importante que el campo. Hay que pensar que todos deben crecer en armonía. Crecer dialogando en unión y armonía”, expresó y manifestó que “si podemos mantenernos unidos va a ser mucho más fácil el esfuerzo, va a ser más llevadero cualquier esfuerzo que tengamos que hacer”.

Durante el acto, el Presidente estuvo acompañado por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el intendente local, Horacio Compagnucci; y el presidente de la fábrica de maquinarias Ombú, Orlando Castellani.

Perotti afirmó que “hay que recorrer la provincia y ver los resultados” de las políticas de promoción que la convierte en una de las que tienen “mayores niveles de inversión y de trabajo registrado”.

“Lo que estamos viendo en esta región, es algo para mostrar. Es cierto que tenemos dificultades. A las situaciones de dificultades económicas heredadas, la pandemia, se suman las instancias bélicas, puede generar una instancia de incertidumbre” señaló el gobernador y afirmó: “Creo que nuestra responsabilidad es transmitir certezas. Todo el sector agroindustrial está con plena potencialidad”.

Por su parte, Kulfas dijo tener “la convicción de que Argentina se está poniendo de pie” y sostuvo que el acto realizado hoy “es una foto que expresa cómo se recupera el sector productivo después de dos duras crisis”.

“Cuando empezamos el Gobierno de cada 100 máquinas, 40 se fabricaban en Argentina, ahora son más de 60”, expresó el ministro y sostuvo que se trata de “un aumento en un 50% en esta demanda. No es magia, es el resultado de la política industrial que implementó nuestro Presidente”.

En ese sentido, comparó la situación actual con lo sucedido durante la administración de Mauricio Macri: “Veníamos de un Gobierno en el que se había destruido el empleo: en 46 de los 48 meses de gobierno se habían destruido 170 mil puestos de trabajo, había un desfinanciamiento de la política industrial”.

Luego de destacar la reactivación actual, el ministro hizo “un preanuncio para el sector de bienes de capital” que será formalizado en los próximos días para dar “un nuevo régimen de apoyo para los productores nacionales y que va a dar previsibilidad”.

A su turno, el jefe comunal de Las Parejas se refirió a su ciudad como una zona “que marca que este es un país industrial” y comentó que allí se radican “170 empresas de capitales locales”.

“Hay cuestiones que son casualidades y otras que son causalidades”, dijo Compagnucci y afirmó que la industria metalmecánica crece gracias a una “política de cobertura e impulso a toda la industria nacional” que debe convertirse en “política de Estado”.

El mandatario viajó acompañado del secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; los secretarios de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; y de Energía, Darío Martínez; y la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau, se informó oficialmente.