La Justicia de Santa Fe confirmó las condenas a 10 y 15 años de prisión para dos policías del Comando Radioeléctrico de la Costa que fueron hallados culpables de torturar a personas que privaban ilegalmente de su libertad, informaron hoy voceros judiciales.

Los camaristas Enrique Álvarez, Fabio Mudry y Roberto Reyes resolvieron rechazaron la apelación de la defensa de los policías Ariel Sanabria y Exequiel Mendicino y así dejaron firmes las condenas impuestas en primera instancia.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron a Télam que Sanabria y Mendicino ingresaban en forma ilegal a domicilios para privar ilegítimamente de la libertad a quienes estaban en esos inmuebles, agredirlos y apoderarse de sus pertenencias.

El MPA indicó que los policías solían golpear y amenazar a las víctimas, y que, en ciertos casos, esas prácticas llegaron a ser torturas.

Crecieron las ventas de autotest Covid un 200% en noviembre.

El Gaucho Tione nominado al premio JULIO MIGNO , por el ENTE CULTURAL DE LA PROVINCIA.

Se desarrolló el torneo de fútbol ESTRELLAS DEL FUTURO , en Maciel.

Whatsapp deja de funcionar en más de 20 modelos de celulares. La lista completa.

Al respecto, el camarista Mudry manifestó que la descripción del accionar delictivo de Sanabria y Mendicino reveló tanto la “violencia extrema” a la que sometieron a otras personas como la “experiencia y verdadera experticia de los agentes del orden involucrados en el ejercicio abusivo e injustificado de la fuerza pública”.

Los dos policías del Comando de la Costa fueron condenados en un juicio oral y público desarrollado en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

En primera instancia, a Sanabria se le impuso una condena a seis años y medio de prisión y a Mendicino, a dos años, que luego fueron aumentadas tras una apelación de los fiscales.

En rechazo a ese fallo, la defensa presentó un recurso de apelación denominado horizontal, para que otro tribunal de Cámara analizara lo dispuesto, por lo que se realizó una nueva audiencia ante los jueces Álvares, Mudry y Reyes.

Sanabria fue condenado como coautor de los delitos de tortura (cuatro hechos); vejaciones (dos hechos); robo calificado (por haber sido cometido por un policía); hurto calificado (por haber sido perpetrado por un integrante de la fuerza de seguridad); allanamiento ilegal (cinco hechos), y falsificación ideológica de instrumento público.

Por su parte, a Mendicino se le atribuyó la coautoría de tortura (dos hechos); vejaciones; apremios ilegales; privación ilegítima de la libertad (siete hechos); robo calificado (por haber sido cometido por un agente policial); allanamiento ilegal (siete hechos), y falsificación ideológica de instrumento público (cuatro hechos).

En el marco de la misma investigación, también fueron condenados otros seis policías del Comando Radioeléctrico de la Costa.