Maíz: Un cultivo que está demostrando un crecimiento y performance consolidada.

Maíz: Un cultivo que está demostrando un crecimiento y performance consolidada.

El maíz parece un cultivo que está demostrando un crecimiento y performance consolidada.

“El maíz le saca una vuelta de ventaja a la soja”, dicen los ingenieros del oeste de Córdoba, de acuerdo al último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. La esencia maicera de esa provincia no deja dudas.

De acuerdo a los datos analizados por los técnicos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), l tomar la rindes promedios de la región y tratar de moderar el efecto del clima en la serie, los resultados muestran que los rindes del cereal crecieron casi el doble que los de soja.

Evolucion del rinde de la maiz y la soja

Según el gráfico, se trabajó con la recta de regresión para limitar la variación climática. Al observar la tendencia, la diferencia de pendiente indica que, en 10 años, el rinde del maíz creció 27 quintales por hectárea, mientras que la soja solo 6 quintales.

Mirá también Continúa la cosecha nacional y sorprenden los rindes del maíz y sorgo

El cereal creció en 10 años casi un 35% y la soja, poco más del 18%. De ahí que se pueda concluir, que los rindes del maíz crecieron casi el doble que el de la oleaginosa en el periodo analizado.

Aunque la formación del rendimiento depende de múltiples variables, la mejora genética y la respuesta a la inversión tecnológica están haciendo a la diferencias entre los cultivos.

¿Cuál es el punto más débil de la soja?

Para la oleaginosa, sus menores márgenes netos frente al maíz sería su punto de debilidad, coinciden en señalar en la región centro, de acuerdo a los datos que reporta la Bolsa.

Es que los márgenes, justamente, reflejan todas las demás problemáticas vistas en esta década: malezas, menor progreso genético y retenciones.

En Bigand, ejemplican: “Los maíces logran con facilidad 100 quintales por hectárea, mientras que con fertilización balanceada logran 120 quintales, cuando en soja estamos estancados en techos de 45 a 52 quintales. Se suman los problemas de malezas difíciles, tratamiento con fungicidas, para enfermedades de fin de ciclo) y casi 2 aplicaciones contra insectos… Todo esto aumenta costos de producción”.

Por su parte, agregan en la Bolsa, las encuestas de esta semana siguen afirmando una caída para la próxima siembra de soja de entre un 5%-10% de área para la región.